Dimensión social de la caridad

Al final de los tiempos, de las tres virtudes teologales que marcan nuestras relaciones con Dios, desaparecerán la Fe y la Esperanza porque ya veremos y gozaremos del Amor de la Sabiduría Creadora

Por diversas causas de origen natural humano (buscando lo fácil), y también cultural de los diversos pueblos de la tierra, la caridad casi se ha reducido a la limosna, o regalar dinero, o hacer el servicio gratis de dar de comer y atender a enfermos, lo cual solo alivia,  pero deja intactas y aun fomenta las causas de la miseria y marginación del sistema económico mundial, contradiciendo el espíritu de la caridad que remedia la necesidad humana respetando y promoviendo la naturaleza racional del hombre.

Consciente de esta realidad, el Secretariado Social Mexicano (SSM) promovió,  hace 70 años, el movimiento cooperativo y de ayuda mutua, donde el pueblo toma su papel protagónico y cumple el único mandato de Jesús “ámense mutuamente”. Que estamos en lo justo, se demuestra porque es lo que le duele al Sistema establecido.

SUSCRÍBETE A NUESTRO

BOLETÍN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículo Anterior

¡Involúcrate!

Artículo Siguiente

Así se sumaron las Cooperativas al #COOPSDAY