Educación y salud: bases de la democracia

La persona humana es un compuesto de espíritu y materia que requiere salud física y emocional, para poder responder a los derechos y obligaciones propios de miembro de una democracia. En consecuencia, necesita una alimentación adecuada a los requerimientos de sus componentes. Por eso la salud y la educación son Derechos Humanos.    

Sin embargo, las trasnacionales alegan algo así como “derechos de conquista”, porque esos son los conocimientos y su aplicación que, suponen, son suyos porque pudieron obtenerlos antes que los países pobres porque, hace siglos, abusaron de su poder bélico, con lo cual  se demuestra que prevalece la injusticia en la sociedad de las naciones. Pensemos en Haití y tantos otros…

SUSCRÍBETE A NUESTRO

BOLETÍN

1 comment
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículo Anterior

Queridos amigos y amigas cooperativistas:

Artículo Siguiente

Crecimiento inédito de cooperativas en Puebla