El Origen de las cooperativas

Un almacén cooperativo de consumo fue el sueño de justicia social de 28 trabajadores ingleses en el siglo 19; hoy los conocemos como los Pioneros de Rochdale

En Inglaterra, cerca de Manchester, en el condado de Lancashire, donde está el pueblo de Rochdale, éste adquirió renombre porque un grupo de trabajadores de la industria textil, en 1844, decidieron formar una cooperativa a la que llamaron Rochdale Equitable Pioneers Society (la Sociedad Equitativa de Pioneros de Rochdale). Su idea era abrir un almacén cooperativo de consumo.

Lo decidieron libremente, por sus voluntades, con sus propios recursos, nada jurado, ni con militares y fusiles, ni con comisarios, ni por ley. Los trabajadores tomaron esa decisión pues carecían de estabilidad en su trabajo y conocían las ideas de Robert Owen, precursor del cooperativismo, pues algunos de ellos fueron sus discípulos; además, ya funcionaban como una sociedad de hecho, pero no lograban acumular recursos, ahorros, ni para comprar un saco de harina de trigo.

Así que tomaron de una institución de Manchester, la “Sociedad de Socorros para Casos de Enfermedades y de Sepelios”, las disposiciones que más se amoldaban a sus propósitos, introduciendo las modificaciones y agregados convenientes.

Luego de tantas reuniones secretas y ante el desaliento, surgió la idea de abrir un almacén cooperativo de consumo; así, los 28 trabajadores de Rochdale pudieron acumular 120 dólares en un año. La mitad del dinero fue para arrendar una pequeña tienda en la calle 31 Toad Lane (Calle del Sapo). El resto del dinero se usó para surtirse de mercancías y para construir estantes. La tienda de la Rochdale Society Cooperative (Sociedad Cooperativa de Rochdale) vendía productos de alimentación básicos como azúcar, harina, sal y mantequilla. La sociedad compraba al mayoreo y vendía a cada uno de ellos a precios bajos. Sin embargo, la práctica, las ideas precedentes y la problemática económica y social de la época, dieron origen a los principios cooperativos.

Por primera vez, se plasmaron un conjunto de principios y valores que a partir de ese momento identificarían al cooperativismo: los siete principios originales de Rochdale: 1. Libre ingreso y libre retiro (voluntaria, sin presiones); 2. Control democrático; 3. Neutralidad política, racial y religiosa; 4. Ventas al contado; 5. Devolución de los excedentes; 6. Interés limitado sobre el capital. 7. Educación permanente.

Es la cuna de los principios cooperativos de Caja Popular Mexicana, plasmados en su Código de Ética.

¡Hasta la siguiente cápsula cooperativa!

SUSCRÍBETE A NUESTRO

BOLETÍN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículo Anterior
Foto: Linkedin Cooperos

Transformación digital con enfoque social

Artículo Siguiente

Un legado de esfuerzo y superación