El protagonismo cooperativo previo a las elecciones colombianas 2022

En este año, donde se define el futuro de Colombia en materia dirigencial, las cooperativas podrían tener un espacio para lo que será la recuperación económica de la nación

El próximo 14 de marzo se realizarán las elecciones para el Congreso de la República de Colombia, donde se define una gran parte del futuro del país, debido a que desde allí se toman las decisiones más relevantes. En conjunto con este acontecimiento, se elegirá, seguramente en doble votación, al nuevo presidente de la nación.

Precisamente, algunos de los candidatos presidenciales de la que se denomina “derecha colombiana”, estuvieron presentes en el Foro de Candidatos de la Confederación de Cooperativas de Colombia, Confecoop, en conjunto con el diario La República, en el que se trató lo que cada candidato hará para fomentar el cooperativismo, como una alternativa de recuperación económica, luego de las afectaciones por la pandemia.

Este evento, que tuvo lugar en Bogotá, Colombia, dio un mensaje de esperanza por parte de los candidatos, Fedérico Gutiérrez del partido político alternativo, Creemos Colombia; John Milton Gutiérrez, de Colombia Justa y Libre; Enrique Gómez, de Salvación Nacional; Jorge Robledo, de Dignidad; y Oscar Iván Zuluaga, del Centro Democrático.

Los candidatos a la presidencia debatieron sobre las propuestas que quieren llevar a la Casa de Nariño, para enfrentar problemáticas como la corrupción, la desigualdad social y la reactivación económica para Colombia, pero lo más relevante fue su intervención sobre lo que harán en conjunto con el sector cooperativo, en el que pretenden llegar a los territorios más apartados del país, con el fin de darle un impulso financiero y social.

Desde ese punto de vista, se plantearon posibilidades como políticas públicas para la creación de cooperativas productivas en donde los campesinos puedan tener la oportunidad de acceder a productos y servicios para poner en marcha sus proyectos agrícolas, que los lleve a tener una mejor calidad.

A través de los documentos legales que se tramitarían en el Congreso, se pretende llevar la educación a las poblaciones rurales, debido a que siempre han vivido rezagadas por los pasados gobiernos, quienes se han enfocado en llevar inversión extranjera, sin una retribución acorde a su modelo de negocio.

Es allí donde las cooperativas tendrán un trabajo relevante, donde se lleve el modelo solidario a estos territorios, con el fin de que las poblaciones rurales puedan acceder a los beneficios educativos que proveen dentro de su esquema social estas entidades solidarias.

Junto a estas propuestas existe una muy importante, donde se pretende formalizar a las pymes informales que han tenido un gran incremento en los últimos dos años, debido a la pandemia, y a la falta de oportunidades que tiene el país en materia de empleo, a través del modelo cooperativo, el cual se ha demostrado que tiene efectos positivos en las comunidades vulnerables, cuyo potencial es visible.

Sin embargo, no todo es color de rosa. Los candidatos en este evento no tuvieron en cuenta que el sector cooperativo en el país debe tener una mayor difusión e inclusión en las alternativas económicas que pueden tener los colombianos, siendo el sector real quien se lleva la mayor parte del protagonismo en esa materia, en el país.

En definitiva, el panorama es alentador en el papel con algunos candidatos que promueven la solidaridad como su bandera, pero en la práctica parece que las agremiaciones que representan al sector cooperativo tendrán que remar contra la corriente para que sus necesidades sean tomadas en cuenta, a la hora de realizar las estrategias para un nuevo rumbo dirigencial en Colombia.

SUSCRÍBETE A NUESTRO

BOLETÍN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículo Anterior

Crecimiento inédito de cooperativas en Puebla

Artículo Siguiente

¡Otra economía es posible!