Fidelina: un testimonio de la lucha por la justicia social (1939-2022)

El pasado 26 de mayo falleció Fidelina Ramírez, “Fide” como la conocían formaba parte del Secretariado Social Mexicano (SSM), donde junto con Manuel Velázquez ayudó al movimiento cooperativista en el país

Fidelina Ramírez estuvo presente en momentos históricos e incipientes del cooperativismo en México. Su trabajo y esfuerzo los puso al servicio de los ideales de justicia social que llevaba consigo este movimiento, por lo que acompañó a Manuel Velázquez en su camino por construir un mundo mejor a través del cooperativismo.

Fide llego a la Ciudad de México con toda su familia cuando era una niña, originarios de Oaxaca, pertenecían a una comunidad que sufría de pobreza y desigualdad social. En la CDMX arribaron al barrio de La Lagunilla, donde en contacto con una sociedad marginada y de muchas necesidades, se puso en acción para encontrar maneras de salir adelante y ayudar a toda su familia.

Luego de estudiar en una escuela de Monjas, que la llevo a realizar actividades de ayuda social en distintos lugares, estudió por sugerencia de Manuel Velázquez, la carrera de Pedagogía en la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), lo que la llevo a desarrollar las habilidades con las que consolidarían su trabajo en el SSM y en las organizaciones que participaba.

Se convirtió en la mano derecha de Manuel Velázquez Hernández y desde ahí continúo su lucha por la justicia social por la que siempre luchó

“No se explica su caminar sin el corazón que junto con Manuel pusiste desde la década de los 70 en este proyecto. Extrañaremos tu persona, tu compromiso fraterno-sororal, la animación alegre, la organización, la convocación de presbíteros de la urbe, del campo y de las comunidad de pueblos originarios”

Padre Luis Eduardo Villarreal ( Secretariado Social Mexicano)

Aunque ya había tenido acercamientos con Manuel Velázquez y otros fundadores del movimiento cooperativo, fue en la iglesia Santo Tomás, en la Delegación Azcapotzalco de la CDMX, una de las zonas con mayor marginación, donde comenzó a trabajar de lleno con la creación de cooperativas y la difusión de este modo de hacer empresa; era la década de los 70 del siglo pasado, y ellos construían los cimientos de un modelo que hoy agrupa a más de 8 millones de mexicanos.

La Maestra Fide estuvo presente en la inauguración del nuevo edificio corporativo de Caja Popular Mexicana, y así como aquella vez, se mantenía al tanto del movimiento cajista en el país.

“Desde Caja Popular Mexicana la identificamos y recordamos cercana a las cajas populares, y honramos su memoria y trabajo”

Juan Pablo de León Murillo, vocero de Caja Popular Mexicana

Fide es un testimonio de lo que una mujer que conoció la pobreza, buscó que todos los seres humanos con los que ella se encontrara tuvieran una vida que pudiera ser plena, y que las comunidades pudieran gozar de un mundo justo.

SUSCRÍBETE A NUESTRO

BOLETÍN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículo Anterior

Decíamos ayer

Artículo Siguiente

Charla editorial: Innovación Social, cooperativas que construyen un mundo mejor